RESEÑA HISTORICA

 

 


Antes de la fundación del Tawantinsuyu, en el siglo XV, el valle estaba habitado por pequeños curacazgos. La parte alta la ocupaban los Kanchis, que frecuentemente hacían la guerra a los Collas del altiplano. Más abajo estaban los Ayarmacas, cuyos curacas se hacían llamar Tocay Cápac. Hacia la ruta del Cusco, en la actual provincia de Canchis, Pinau Capac tenía bajo su dominio parte del valle del Cusco. En la leyenda sobre el reparto del mundo aparecen como beneficiarios Manco Capac, Colla Capac, Tocay Capac y Pinau Capac. Esto indicaría que en esos tiempos, previos al Tawantinsuyu, eran éstos últimos quienes controlaban el valle de Urubamba o Tampu, como se le conocía en ese entonces.
En la época preinca la zona estuvo poblada por las tribus Kanas y Kanchis, quienes posteriormente fueron sometidos por los Incas. Posteriormente, con los españoles, el sistema de corregimientos fueron la base de la dominación y los Kanas y Canchis pasaron a formar parte del Corregimiento de Tinta.
La base de la economía se sustentaba, como hasta hoy, en la actividad agropecuaria. La dominación colonial destruyó mu­chos pueblos y los avances en tecnología agraria a favor de la explotación del mineral de Potosí, lugar adonde eran conduci­dos nuestros antepasados para ser sometidos a la mita, causando una gran mortandad; es así que la población del corregimiento pasó de 34,713 habitantes en 1628 a 12,785 en 1754. Esta situación trajo como consecuencia, en 1780, la gran rebelión de Tupac Amaru II; derrotada esta revolución, se implanta el régimen de intendencias y partidos, que son la base de la actual división geopolítica en departamentos y provincias.
Luego de la independencia, el partido de Tinta se convirtió en provincia y la intendencia del Cusco en departamento. El 14 de octubre de 1833, por ley N° 1352, la provincia de Tinta se dividió en dos, dando origen a las actuales provincias de Canas y Canchis, conformaron esta ultima los distritos de San Pablo, Tin­ta, Checacupe y Pampamarca. Por Ley del 29 de agosto de 1834 se designo a la Villa de Sicuani como capital de la provincia, desplazando a Tinta. El 4 de noviembre de 1887 Sicuani, mediante ley, alcanza la categoría de ciudad.

La construcción del ferrocarril del sur, que Ilega a Sicuani en 1893, y la apertura de la carretera Cusco-Sicuani en 1898 cons­tituyen hitos en la consolidación urbana de la ciudad. El tren potencio la ubicación geográfica de Sicuani, acentuando su carácter de mercado intermedio tanto de los productos que cir­culan al interior de la región como de la lana acopiada en la ciudad, mercancías que contaban con una salida al Pacifico. Sicuani empezó a cumplir el rol de puerto terrestre entre el Cusco y el Altiplano; la feria dominical se convirtió en una de las más importantes para comercializar la producción de las haciendas y de la producción campesina. Sicuani pasa de 2,053 habitantes a 4,980 en 1903, con un ritmo de crecimiento de 3.3 % promedio anual.
En 1924, la central Hidroeléctrica de Hercca, aparte de servir a Sicuani, que contaba con alumbrado eléctrico desde 1910, suministraba energía a la fabrica de Maranganí, la industria mas prospera de la provincia, que fue creada en 1898. Los molinos, casi inexistentes, eran parte de una industria que se sustentaba en la producción de trigo en Sicuani y sus alrededores. Se inicia un conjunto de actividades económicas, muchas de ellas desarrolladas por comerciantes que vinculados inicialmente a la exportación de lanas, se establecen en la ciudad realizando funciones que influyen en la dinámica urbana (representación de bancos y firmas limeños y arequipeños, importadores de ropa y abarrotes).
En la década del 30, se inicia un periodo de decaimiento de la ciudad, la misma que se extiende hasta los anos 40. Se desplo­mo el precio de la lana, aumentaron los fletes del ferrocarril; la feria dominical fue cambiada al día jueves,  que influyo en la perdida de los importantes mercados de Puno y Bolivia, cu­yos comerciantes ya no podían venir a abastecerse de gra­nos ni tampoco ofrecer los productos procedentes del Altiplano. La construcción del ferrocarril hacia el Cusco en 1912 fue el factor desencadenante de la decadencia comercial y estancamiento de Sicuani. La población casi no crece, pues entre 1903 y 1940 el ritmo de crecimiento demográfico es apenas de 0.65 % promedio anual.
Luego de la Segunda Guerra Mundial, principalmente en las décadas de los 50 y 60, Sicuani se convierte en uno de los principales centros de producción y comercialización lanera. A raiz del terremoto de 1939 en Pumacanchi (Acomayo), Sicuani sufre una fuerte oleada migratoria; en el mismo ano se construye el Colegio Secundario "Pumacahua", factor que incide en la migración desde las provincias altas. En este periodo, el agro entra en una fase depresiva, causando la migración a la ciudad; la suma de todos estos factores influyen en el incremento de la población urbana que crece a un ritmo de 2.5 % promedio anual y alcanza los 10,664 pobladores en 1961, en razón de ello se inician obras de urbanización y servicios. La expansión de la ciudad se inicia en 1958, siendo la margen occidental del rio Vilcanota el eje principal de dicha expansión.
Entre 1976 y 1972, Sicuani deja de ser el único punto de convergencia regional para convertirse en un lugar de transi­to, ya no es el centro obligado de tráficos y tampoco cumplía su rol de deposito de granos y distribuidora de aguardiente. El movimiento comercial en la feria y el comercio lanero entra en una fase depresiva. La ciudad en este periodo se estanca, siendo su crecimiento demográfico de apenas 1.66 promedio anual, cifra muy por debajo del crecimiento natural.
La construcción del ferrocarril hacia el Cusco en 1912 fue el factor desencadenante de la decadencia comercial y estancamiento de Sicuani.
Durante la década del 70, la ciudad de Sicuani experimenta inusitado repunte, con una dinámica de crecimiento poblacional en el periodo 1972-1981 de 5.77 % promedio anual, alcanzado una población de 21,189 habitantes. La razón principal de este crecimiento es una gran inmigración hacia la ciudad tanto del área rural del mismo distrito, de los demás distritos que comprende la provincia y de las provincias altas. Ruiz Bravo señala dos hechos que inciden fundamentalmente en el proceso de migración: la Reforma Agraria y la Reforma Educativa, ambas medidas provocan en la ciudad un desmesurado crecimiento del sector de servicios y principalmente, de la empleocracia.
De otro lado, la Reforma Agraria coadyuvó al acentuamiento de la crisis en el agro, convirtiéndose el comercio en un elemento cada vez mas importante en el sostenimiento familiar; en este contexto, la vinculación con la ciudad se hace mas permanente. También se da una corriente migratoria juvenil que es la base de una segunda migración de la familia que posteriormente se asienta en la ciudad. La mayor parte de los terrenos donde se construyeron los nuevos barrios eran de cultivo, afectados por el proceso de Reforma Agraria y con problemas de titilación.
Hoy, la ciudad de Sicuani presenta características peculiares que posibilitan a su vez el acceso a la educación y al trabajo urbano así como a la conservación de la parcela y la actividad agropecuaria, hechos que explican la migración y la conformación de Sicuani como centro urbano regional.

Su articulación vial, mediante carreteras asfaltadas a Cusco y Puno; le permite una cercanía con estos dos polos, a demás de la carretera afirmada Sicuani - Arequipa vía Tintaya, principal centro minero de la zona.
Estas características le dan la oportunidad de ser el centro de convergencia de productos industrializados y manufacturados de las ciudades ya mencionadas, y también la oportunidad de mercado para su producción Iocal. Queda como reto para el futuro inmediato, convertirse en el centro de atracción turística de la zona, que le permita convocar a visitantes provenientes de Arequipa, Cusco y Puno, y a través de estas a los turistas externos que las visitan.
El desarrollo turístico que se vislumbra será complementaria al crecimiento de las actividades agropecuarias y de transformación que vienen impulsando los diferentes organismos de desarrollo que tienen presencia en esta provincia. 
Del lado del gobierno local, liderado por la Municipalidad Provincial, asume el reto de crear las condiciones para la concertación y el trabajo coordinado entre los diferentes actores del desarrollo, teniendo como base el presente Plan Estratégico de Desarrollo, que ha sido elaborado desde las comunidades de base, distritos y la provincia, contando con la participaci6n de diferentes instituciones y profesionales, que ya es una muestra de que es posible trabajar concertadamente.